Sesqui-cuadratura entre Júpiter y Quirón
22 Noviembre, 2017
Astrofinde: Despedidas
24 Noviembre, 2017
Mostrar todos

Negados a reconocer la verdad incómoda

El pequeño gran Mercurio en su papel de mediador entre los dioses o las energías planetarias, se puede estar metiendo hoy en tremendo paquete.

Dicen que “el que se mete a redentor sale crucificado”, y este es un poco el caso de Mercurio en estos momentos.

Recordemos que ese planeta está transitando por Sagitario, donde se siente impulsado a defender la Ley cueste lo que cueste, pero donde también en medio de la euforia, muchas veces comete imprudencias.

En este caso Mercurio se atraviesa entre la alineación de Júpiter y Quirón, que como le conté en días pasados, está revelando un patrón importante que necesita ser transformado.

Mientras esos dos grandes planetas están ahí en una tensión delicada, la intromisión de Mercurio, por un lado nos hace conscientes del asunto, pero lo hace a través del contraste y del regaño cósmico.

Por un lado la cuadratura con Quirón quiere decir que nos negamos, de algún modo, a reconocer una verdad incómoda, a darnos cuenta de que en algún aspecto de nuestra vida hemos metido la pata, y por otro lado recibimos la advertencia de Júpiter, quien se siente responsable por la energía de Mercurio, ya que está en Sagitario, en su dominio, de manera que es como si Júpiter le dijera: “quédate en silencio, atiende y rectifica”.

Así que si te encuentras hoy en algún tipo de circunstancia que te resuene con lo que acabo de describir, la mejor opción es en verdad hacer silencio, reflexionar y manejar esto en modo introspectivo, antes que reaccionar y decir cosas de las que después nos vamos a arrepentir (recuerda que Mercurio está en sombra, y lo que va, vuelve). Pero eso no es todo lo que sucede hoy.

Además, el Sol, que se encuentra ya en Sagitario, también recibe una especie de advertencia de parte de Plutón, de manera que las comunicaciones están difíciles por todas partes, y en especial cuando se trata de relacionarnos con figuras de autoridad o de poder. Definitivamente no es un día para desafiarlos, por lo menos directamente.

Deja un comentario