Retrospectiva Júpiter en Escorpio
10 Octubre, 2017
Podcast: Júpiter en Escorpio
11 Octubre, 2017
Mostrar todos

No Limites Tus Retos, Reta Tus Límites

Venus y Marte están en problemas el día de hoy, ambos planetas representan nuestras dos polaridades, son los regentes de Aries y de Libra signos que están en acción y lo estarán por un par de semanas más. Por un lado Marte perfecciona hoy la tensión con Saturno, en el fondo son buenas noticias porque la energía de Marte se siente varias semanas antes del evento y una vez que llega el clímax de la tensión los efectos disminuyen rápidamente, de manera que esta tensión es algo que ya hemos estado sobrellevando desde hace varios días. Se ha sentido como una incapacidad para terminar de hacer las cosas que tenemos que hacer, un límite, una frustración que plantea Saturno y probablemente se debe porque nos estábamos plantando las cosas con el enfoque incorrecto, sobre todo para las persona Virgo, Piscis, Sagitario y Géminis, con planetas entre el grado 20 y 24, esto se está sintiendo de manera muy intensa.

Lo bueno es que a partir de mañana cuando Marte empieza a alejarse de Saturno los efectos de este bloqueo cederán rápidamente. Sin embargo, debo decirles que Marte continuará ajustando una oposición a Quirón que tendrá lugar el fin de semana, razón por la cual hay que tener cuidado con el exceso de trabajo y el agotamiento físico. Está bien que nos liberemos del bloqueo de Saturno, pero no podemos pretender hacer todo lo que no pudimos hacer en casi un mes, en dos días. Organiza tus prioridades, crea un plan, estructúrate e incluye dentro de ese plan el tiempo necesario para descansar y cuidar de ti, de otro modo el fin de semana Quirón te lo va a cobrar.

Venus por su parte está en problemas mucho más suaves, está conversando de manera incomoda con Urano – que es su padre mitológico – y sabemos que a Venus en Virgo le gustan las cosas ordenadas, puras, perfectas, mientras que Urano es un planeta muy caótico, por eso el aspecto de hoy se trata de que las cosas no están saliendo como queremos, los detalles no cuadran, no se ajustan a lo que teníamos pensado y ese desorden, ese caos, nos genera mucha incomodidad. La clave de esto es trabajar la tolerancia, puede que no todo sea perfecto o prolijo como queremos que sea, pero más vale enfocarse en lo esencial, mientras que las cosas se estén resolviendo, lo accesorio podemos acomodarlo después

Deja un comentario