Astroweek: Crecimiento y desarrollo.
28 Agosto, 2017
“No hay tiempo para pequeñeces” Ni sentimentalismos
30 Agosto, 2017
Mostrar todos

Eliminando ataduras del pasado.

Juno recién se ha puesto directa pero ya empieza a tener mucha actividad, recordemos que Juno es este asteroide que tiene que ver con el arquetipo de la mujer comprometida, no solamente en una relación como tal, sino todo tipo de compromiso social, familiar, cualquier cosa que implique asumir una responsabilidad es tarea de Juno y en ese sentido se puede decir que es una energía afín al principio de Saturno pero con una expresión más hacia lo femenino.
Este asteroide se encuentra transitando desde hace ya varios meses el signo de Capricornio y desde aquí nos ha ayudado a revisar nuestras lealtades con las estructuras tanto materiales como mentales o familiares que de algún modo siempre han sido así, siempre han estado allí y no hemos llegado a cuestionar conscientemente.
El aspecto más importante del tránsito de Juno por Capricornio en esta oportunidad es su conjunción con Plutón que ya se ha repetido en años anteriores pero cada vez que lo hace transforma otro aspecto de esa relación que tenemos con el deber ser, con el status quo o incluso con nuestro propio pasado.
En esta oportunidad Juno ya se unió a Plutón hace unas cuantas semanas pero en ese mismo grado comenzó su retrogradación, gracias a la cual ha regresado al principio de este signo Capricornio, y en este momento se encuentra por segunda vez también con Mercurio con quien ya tuvo una conversación cuando ella iba retrograda y Mercurio iba directo en su periodo de sombra también hace unas cuantas semanas, en ese momento todavía las cosas podían parecer muy confusas, no estaban claras del todo, hubo una especie de indicio con respecto a situaciones que requerían modificación pero no teníamos toda información ni todos los elementos para hacer esos cambios en ese mismo instante. Ahora ya Juno va directo y es Mercurio el que va retrogrado, esto por un lado nos indica que es la parte media de esta conversación entre estas dos energías, porque una vez que Mercurio se ponga directo después del 5 de septiembre y empiece de nuevo a recorrer el signo de Virgo, tendrá la tercera parte, o la conclusión de esta conversación entre ambos.
En este momento se trata de revisar, porque Mercurio va retrogrado, y analizar los detalles, los aspectos más minuciosos de ese tipo de situación o de circunstancia, que puede variar dependiendo de cada uno.
Ahora Venus también se encuentra en esta mezcla el día de hoy, acaba de ingresar hace pocos días al signo de Leo donde empieza a desear esa liberación de la energía creativa para poder auto expresarnos de una manera mucho más auténtica, ya estando en el signo de Leo, Venus empieza resonar con lo que Urano, Saturno y Júpiter están haciendo, están colaborando para lograr en sus respectivos tránsitos. Entonces en este momento conversa con Mercurio, contacta con Juno y es como si le pidiera a Mercurio que revise bien para ver si podemos conseguir donde está la salida de ese pacto que nos tiene amarradas, que nos tiene atadas todavía a circunstancias del pasado, a lealtades del pasado.

Deja un comentario